lunes, 16 de abril de 2018

Elogio de los fotógrafos ferroviarios aficionados


Las redes están llenas de fotógrafos de trenes, tanto las redes ferroviarias como las redes sociales. Coger una cámara y plantarse en un andén o en una atalaya natural privilegiada para “cazar” el paso de un convoy es una afición tan antigua como la tecnología fotográfica que lo permite.

El término de origen británico spotter o trainspotter designa al aficionado que, equipado con un cuaderno en el que tiene una tabla con los números de serie de las locomotoras o multiunidades que son de su interés, viaja por el territorio hasta llegar a verlas todas. Cada ven que consigue cruzarse con una, la marca en su cuaderno y, desde que la fotografia es asequible, la fotografía.

Ivan Guillén Cabrera es uno de tantos aficionados a los trenes que cultiva su afición cámara en ristre y lo hace de tal manera que podemos tomarlo como ejemplo. Lo que publica transmite entusiasmo, identifica el material y, cuando la autoría de la fotografía es compartida, así lo indica. También como muchos, ha creado un grupo de Facebook (Trains Spotters España) para que él y sus colegas puedan intercambiar sus logros, tanto fotográficos como en video.

Las fotos de la entrada de hoy son una selección que este bloguero ha realizado entre las muchas que ha colgado Ivan Guillén. Algunas tienen un interés artístico evidente, otras son valiosas por el momento o por el entorno o por el fondo, algunas son testimonios de una caza casa imposible cuando en una instantanea aparecen dos composiciones difíciles de ver juntas. Las instantaneas que abren y cierran esta entrada muestran cómo se organiza y actua un grupo de spotters.











lunes, 2 de abril de 2018

Trenes en el puerto


Este óleo hiperrealista firmado en 2011 por Josep Segú muestra la estación de mercancias del puerto de Barcelona, en primer término vemos las vías de clasificación de los contenedores dispuestos sobre los vagones y, más al fondo, los barcos que los cargan y descargan. El primer ferrocarril del Japón se inauguró en 1874 entre el barrio toquiota de Shimbashi y el puerto de Yokohama; Hiroshigue III representó el momento en un ukiyo-e.


Estas dos obras muestran que la importancia estratégica de disponer de buenas conexiones ferroviarias en los puertos no ha disminuido con el paso de los años. Los más de 130 años que las separan están llenos de las de otros artistas a los que les ha fascinado la imagen de las locomotoras y los vagones de mercancias en los muelles junto a los barcos cargueros. Veamos unos cuanto por orden cronológico.

1894) Walden. Lionel - Cardiff Docks

1909) de Regoyos Valdés, Dario - La Ría de Bilbao.

1918) Torres García, Joaquín - Barcos descargando en el puerto

1933) Farré, Miquel - Transports

1945) Mompou, Josep - Barcelona, Junta de obras del puerto 

1945 circa) de Liotti, Walter - Puerto de Asunción

1954) Rogent, Ramon - Vista de Barcelona (detalle)

1977) Olivé, Ceferino - Docks London

viernes, 16 de marzo de 2018

Los trenes y tranvías de Joaquín Torres García



Uno de los pintores que mejor han captado mejor la integración del ferrocarril en el paisaje urbano es Joaquín Torres-García (1874-1949). En sus telas aparece una buena cantidad de trenes, pero siempre acompañados de almacenes, edificios de viviendas, automóviles, tranvías y barcos, como formando parte indestriable de la trama urbana. Lo vemos absolutamente incrustado en el paisaje de un pueblo en esta obra de 1925…



… o compartiendo espacio con los edificios, casi como si fuera un humano más en el óleo que encabeza esta entrada.
Como para insistir en la idea de integración urbana, lo vemos hombro con hombro con un tranvía en este paisaje urbano de 1918.


La presencia del ferrocarril en los puertos también ha quedado reflejada en sus obras, tanto en las pintadas en Barcelona…


… como en las realizadas al regresar a su Montevideo natal.




Siendo un pintor fascinado por la ciudad, los tranvías siempre captaron su atención, tanto en Barcelona…


… como durante su fugaz estancia en Nueva York en el año 1921…


… como al regresar a Montevideo.


Nacido en 1874 en Montevideo de padre catalán y madre uruguaya, se trasladó a Barcelona a los 17 años y allí se formó como artista. Se adscribió en el novecentismo y se integró en sucesivas vanguardias. A su regreso a Uruguay el año 1934, continuó con su actividad creativa a la que sumó la docente y la creación del Universalismo constructivo y del Taller Torres García.

viernes, 2 de marzo de 2018

Los desplegables de trenes nunca mueren


En 2006, con las tecnologías digitales 3D plenamente desarrolladas, el británico Robert Crowther publicó este magnífico libro para niños que, a base de desplegables de cartoncillo, explica los tipos de locomotoras, los coches, las infraestructuras, algunos récords y el funcionamiento de una estación.



Los coches y las locomotoras muestran su interior:

 

 

Los convoyes que están en la estación se pueden mover por las vías.



Esta joya se ha publicado en distintas lenguas, incluida la española, que es la que hemos reproducido aquí.

viernes, 16 de febrero de 2018

Didáctica de la locomotora en recortables


Antes de la invención de la informática y de los extraordinarios recursos que aporta a la docencia, los que habían de formar a los ferroviarios utilizaron con frecuencia recortables para explicar la estructura de las locomotoras, la función de las partes móviles y los interiores de los elementos constitutivos.

Esta lámina corresponde a un "cambio de marcha para locomotora" y es la número 42 del volumen del año 1915 de la revista  El mundo científico Inventos modernos.

Puede que algunos ferroviarios tengan presente este tipo de material didáctico, pero también es posible que los más veteranos lo recuerden, aunque de otros campos del conocimiento, de sus años escolares.




En la entrada del 15 de abril de 2014 ya hablamos de otra elemento didáctico antiguo: la cartoteca. Presentamos un ejemplar que se conserva en la Escuela Industrial de Barcelona que se utilizaba para enseñar vocabulario ferroviario en francés.

jueves, 1 de febrero de 2018

Y la joya de la corona... bibliográfica


Quizás las más bellas páginas de didáctica ferroviaria de la colección de este bloguero sean las dedicadas a la locomotora en la Encyclopédie Practique de Mécanique et d'Électricité en tres tomos, dirigida por Henri Desarces y publicada en París en 1928 por Aristide Quillet.

En ella hay gráficos magníficos, similares a los que hemos visto en las entradas anteriores, he aquí un par de ejemplos:

 

Pero la singularidad de esta obra son sus los desplegables en color. Cada capítulo tiene los suyos (máquinas de vapor, motores, estructuras, variadores de velocidad, transformadores, etc) y éste es el relativo a la locomotora. Paso a paso, a medida que vamos levantando las capas, vamos descubriendo los intersticios de la màquina: